SARMS contra la testosterona

marzo 22, 2021 Desactivado Por admin

 

La mayoría de la testosterona esteroides son inyectables, pero se ha mencionado que aumentan una gran cantidad de testosterona en los niveles sanguíneos y los reducen a niveles por debajo de los óptimos después de la inyección, por lo que siempre es necesario inyectar algunos testosterona en el torrente sanguíneo. El hecho de que la mayoría de los esteroides de testosterona son inyectables ha desanimado a muchos usuarios a usarlos y muchos más están optando por una salida más fácil al buscar orales como el acrónimo SARMS de los Moduladores Selectivos del Receptor de Andrógeno. Es posible que no tengan la misma potencia que la testosterona. esteroides pero seguro que son una solución a las agujas espinosas que la mayoría de los usuarios de esteroides no quieren. Los SARMS son orales y, a diferencia de la mayoría, esteroide oral No tiene un efecto negativo en el hígado, incluso después de un uso prolongado.

Los SARMS se dirigen a tejidos que responden positivamente y dejan tejidos que no responden positivamente y es por eso que se los denomina «selectivos». Algunos de los efectos de usar SARMS son los mismos que cuando usa testosterona, por lo que debería notar algunos efectos anabólicos. El crecimiento de los tejidos musculares en poco tiempo suele ser la razón por la que las personas usan SARMS en primer lugar. Cualquier ingesta de SARMS Necesita estar acompañado de dieta y ejercicio.

Una gran cantidad de SARMS en el cuerpo dará lugar a muchos negativos efectos secundarios , por lo que la ingesta también debe ser regulada. Es posible que el SARMS no tenga los mismos efectos que los esteroides de testosterona, pero tener muchos de ellos en su sistema provocará los efectos secundarios que son similares a los de una persona que usa muchos esteroides de testosterona. Algunos de los efectos secundarios del SARMS incluyen calvicie, atrofia testicular, acné, virilización entre usuarias y ginecomastia en usuarias masculinas.